La Sigatoka negra, causada por el hongo Mycosphaerella fijiensis, es la enfermedad foliar que representa la principal limitante en la producción de musáceas (plátano y banano) a nivel mundial. La enfermedad afecta el área foliar fotosintética de la planta y, en consecuencia, los racimos y los frutos tienen un menor peso en comparación con plantas sanas. Adicionalmente, infecciones severas de la Sigatoka negra causan la madurez prematura del fruto.

La mayor parte de los Bananeros controlan la Sigatoka negra (Mycosphaerella fijiensis Morelet) mediante aplicaciones de fungicidas sistémicos como los Benzimidazoles y Triazoles, aunque cada vez más se reporten resistencia a varios productos del mercado debido a que la población de este hongo presenta una alta variabilidad genética y patogénica. (CUÉLLAR, Castaño, 2011)

Bajo condiciones favorables, la necrosis de las hojas puede reducir los rendimientos de 35-50 %, y muchos cultivares que son importantes y comúnmente sembrados son susceptibles (Apsnet, 2010). Anualmente, una plantación típica necesita de 12 – 28 fumigaciones, y estas aplicaciones de fungicidas pueden subir aproximadamente en un 30 % los costos de producción.

El desarrollo de la enfermedad se encuentra directamente influenciado por las condiciones climáticas, susceptibilidad de la variedad sembrada y manejo del cultivo. Las zonas más afectadas por la Sigatoka se caracterizan por tener una precipitación mayor a 1.400 mm anuales, humedad relativa mayor a 80 % y temperatura promedio entre 23 a 28ºC. La enfermedad es más agresiva en épocas lluviosas, debido a la presencia continua de una lámina

La Sigatoka Negra es la enfermedad de mayor importancia económica a nivel foliar, afecta a plantas de banano de distintos genotipos debido a que es muy virulenta, se ve afectada en el área foliar y en la productividad, obteniéndose racimos pequeños de bajo peso y disminuyendo la actividad fotosintética causando una maduración precoz de sus frutos que impiden su exportación.

Se han realizado distintos estudios y protocolos de riego para eliminar la contaminación de Sigatoka negra en diversas partes de América. Se ha llegado a la conclusión que, con 4 PPM de ozono disuelto en agua de riego, los efectos del hongo son prácticamente inexistentes.

“Se diseñó un equipo de campo para la producción de ozono, basado en la técnica de descarga eléctrica Se determinó la concentración de ozono óptima y la frecuencia de aplicación para un control efectivo de Micosphaerella  fijiensis  en condiciones de campo, en las dos provincias estudiadas.

Los mejores tratamientos son aquellos donde se usó el ozono disuelto en agua con frecuencia de 4, 6 y 8 días con una concentración de 4 mg/L de ozono.
El ozono disuelto en agua posee propiedades fungicidas al demostrarse la disminución de la severidad de la enfermedad durante el período de tiempo en las cuales se realizaron las evaluaciones en campo.”

(ÁNGEL LLERENA HIDALGO, RAFAEL CASTAÑO OLIVO, CRISTÓBAL JOAQUÍN AGUIRRE Universidad Católica de Santiago de Guayaquil)

“Una vez determinada la dosis óptima de ozono de cuatro partes por millón (ppm) por hora, se aplicó para el control y manejo de la Sigatoka negra en banano, obteniéndose resultados satisfactorios en la dispersión de las esporas del hongo Mycosphaerella fijiensi agente causal de la Sigatoka negra.

Para el control y manejo de la enfermedad se hicieron evaluaciones en la hojas tercera, cuarta y quinta de infecciones tempranas elevadas, luego de dos semanas de realizada la primera evaluación se realizó una segunda evaluación, notándose un descenso en la infección en las hojas antes señaladas, para lo cual concluimos que la dosis óptima aplicada fue efectiva en el control de la enfermedad considerando que las plantas de banano tratadas con ozono han llegado a la etapa de producción del fruto con un promedio de 10 y 11 hojas sanas óptimas para una buena producción. 

 El uso de esta metodología de la aplicación de ozono ha permitido llegar a la producción del racimo sin el uso de fungicidas químicos, la cual no afecta la altura de planta, diámetro del fuste y emisión foliar y por el contrario se vieron favorecidos en todos aquellos tratamientos donde se utilizó ozono, además de favorecer el entorno agroecológico de la Biodiversidad y salud de los agricultores y sus familias”
(Determinación de la dosis óptima de ozono en ppm para el manejo de Sigatoka Negra (Mycosphaerella fijiensis)  en una plantación de banano procedente de meristema.  Pincay Rivera Joseph David )

 

 

Excelente atención y asesoramiento tanto en la venta como en la atención postventa.
empresa muy recomendable.

Graciela

Excelentes equipos para la utilización en una de las terapias bio-oxidativas.
Con asesoramiento amigable y muy buena atención.

LuisMédico

Teníamos serios problemas de DBO Y DQO elevado en nuestros efluentes.
Gracias al uso de ozono pudimos bajar a niveles normales de volcado y reutilizar parte del efluente.

Ernesto VolpatiIndustria Alimentos
× Contactanos por Whatsapp!