Beneficios de la Ozonoterapia

Trece principales efectos de la ozonoterapia sobre el cuerpo humano por el Dr. Frank Shallenberger
El Dr. Frank Shallenberger, quien es el actual presidente de la Asociación de Ozonoterapia de los Estados Unidos de América y quien es considerado como una de las principales autoridades en el uso del ozono médico en el tratamiento de diversas enfermedades.

1. El ozono estimula la producción de glóbulos blancos de la sangre. Estas células protegen al cuerpo humano en contra de los virus, bacterias y hongos. Deprivadas de oxígeno, estas células no funcionan bien. No son capaces de eliminar a los invasores e incluso pueden tornarse en contra de las células normales y sanas (reacciones alérgicas). El ozono eleva significativamente los niveles de oxígeno en la sangre durante largos periodos después de su administración y, como resultado, las alergias tienen una tendencia a ser desensibilizadas (eliminadas).

2. Los niveles de interferón se incrementan significativamente.
Los interferones son proteínas globulares. Los interferones orquestan todos los aspectos del sistema inmune. Algunos interferones son producidos por las células infectadas por los viruses, y estos interferones advierten a las células adyacentes y saludables de la probabilidad de infección, lo que convierte a las células infectadas en células no permitidas. En otras palabras, inhiben la replicación viral. Otros interferones se producen en los músculos, tejido conectivo y por glóbulos blancos en la sangre. Los niveles de interferón gamma pueden ser elevados desde 400-900% por el ozono. Este interferón está implicado en el control de las células fagocíticas que engullen y matan a los agentes patógenos y células anormales. Los interferones sintéticos son aprobados por la FDA para el tratamiento de la hepatitis crónica B y C, las verrugas genitales causadas por virus del papiloma, leucemia de células peludas, sarcoma de Kaposi, recaída-remisión de esclerosis múltiple y la enfermedad granulomatosa crónica. Interferones están actualmente en ensayos clínicos para las verrugas de garganta (causado por el virus del papiloma), infección por VIH, leucemia, leucemia mielógena crónica, linfoma Hodgkin, tumores de colon, tumores de riñón, cáncer de vejiga, melanoma maligno, carcinoma de células basales y Leishmaniosis. Aunque los niveles inducidos por el ozono siguen siendo seguros, los niveles de interferón sintéticos, que son aprobados por la FDA (ensayos clínicos), son extremadamente tóxicos.

3. El ozono estimula la producción de factor de necrosis tumoral. TNF, por sus siglas en Inglés, es producido por el cuerpo cuando un tumor crece. Cuanto mayor es la masa del tumor, mayor es el factor de necrosis tumoral. Cuando un tumor se ha convertido metastásico, las células cancerosas se desprenden y son arrastradas por la sangre y el sistema linfático. Esto permite que el tumor se aloje en otro lugar del cuerpo, o en otras palabras, aumenta sus fuerzas. Estas células cancerosas sin pareja tienen pocas posibilidades de crecer debido a la producción de TNF para inhibir el tumor original. Cuando el tumor se extirpa quirúrgicamente los niveles de TNF caen dramáticamente y los nuevos tumores que surgen en el tejido aparentemente sano crecen con mayor libertad (debido a que los niveles de TNF se cayeron).

4. El ozono estimula la secreción de IL-2 (Interluekin-2).
El IL-2 una de las piedras angulares del sistema inmune. Es secretado por T-ayudantes. En un proceso conocido como auto estimulación, el IL-2 se une a un receptor en el T-helper y provoca que se produzcan más IL-2. Su función principal es estimular a los linfocitos (glóbulos blancos) para diferenciarse y proliferar, produciendo más T-ayudantes, T-supresores, citotóxicos T, T-tardía y las células T de memoria.

5. El ozono mata, a concentraciones bajas, la mayoría de las bacterias.
El metabolismo de la mayoría de las bacterias es en promedio 17 veces menos eficiente que el nuestro. Debido a esto, la mayoría no puede permitirse el lujo de producir enzimas antioxidantes desechables como la catalasa. Muy pocos tipos de bacterias pueden sobrevivir en un entorno compuesto de ozono de tan solo el dos por ciento.

6. El ozono es eficaz contra todos los tipos de hongos.
Esto incluye sistémicos como la cándida albicans, pie de atleta, hongos, mohos, y levaduras.

7. El ozono lucha contra los viruses en una variedad de maneras. Como se mencionó anteriormente, el ozono también va tras las partículas virales directamente. La parte de los viruses más sensible a la oxidación es la “estructura reproductiva”. Así es como los viruses penetran las células. Con esta estructura inactivada, el virus es esencialmente “eliminado”. Las células ya infectadas tienen una debilidad natural al ozono. Debido a la carga metabólica de la infección las células ya no pueden producir las en enzimas necesarias para hacer frente al ozono.

8. El ozono es antineoplásico.
Esto significa que el ozono inhibe el crecimiento de tejido nuevo en las células de rápido crecimiento, mismas que ponen el énfasis en su división y no en la producción de las enzimas necesarias para su protección contra los efectos del ozono. Como se mencionó anteriormente, las células buenas no son afectadas por el ozono porque producen enzimas que las protegen contra la oxidación. Las células cancerosas, que son células de rápido crecimiento, son inhibidas con efectividad por el ozono porque no producen las enzimas necesarias para su protección. Esta es la razón por la que el ozono no afecta a las células normales.

9. El ozono oxida la placa arterial.
El ozono destruye la placa causante de la arteriosclerosis y la aterosclerosis. Esto significa que el ozono tiene la capacidad de eliminar los bloqueos de los vasos grandes y aún los más pequeños. Esta acción permite una mejor oxigenación de los tejidos en los órganos que están deficientes de oxígeno.

10. El ozono aumenta la flexibilidad y la elasticidad de los glóbulos rojos de la sangre.
Cuando uno observa a un glóbulo rojo en el microscopio, se ve como un disco. En los capilares pulmonares, donde se produce el intercambio de dióxido de carbono por oxígeno, estos discos se extienden en la forma de un óvalo o un paraguas. Esto favorece el paso a través de los diminutos vasos sanguíneos y hace que el intercambio de gas sea más eficiente. El aumento de la flexibilidad de la de RBC permite que los niveles de oxígeno, a nivel celular, permanezcan elevados durante días, incluso semanas después del tratamiento con ozono.

11. El ozono acelera el ciclo del ácido cítrico.
También conocido como ciclo de Krebs. Esto es un evento muy importante en la glicólisis de hidratos de carbono que las células utilizan para obtener energía. Este paso tan importante tiene lugar en la mitocondria de la célula. La mayor parte de la energía almacenada en la glucosa (azúcar) se convierte en energía por esta vía. Esta es la razón por la cual la terapia con ozono ayuda a combatir la diabetes tipo 2.

12. El ozono hace que el sistema enzimático antioxidante sea más eficiente.

13. El ozono degrada los petroquímicos.
Estas sustancias, a las cuales estamos altamente expuestos, ponen una gran carga sobre el sistema inmune. Esta contaminación es causante de muchas alergias y es muy perjudicial para una buena salud a corto y largo plazo. La terapia con ozono es muy efectiva en la destrucción y eliminación de químicos tóxicos en nuestro organismo.