Cómo eliminar el olor de las mascotas

El olor de las mascotas en casa puede generar una imagen de falta de higiene de nuestro hogar, generando un problema en nuestra vivienda.

Los perros son fieles compañeros, juguetones, y proporcionan vitalidad, amor y seguridad a nuestro hogar. Pero no todo son cosas buenas, y además de las responsabilidades propias del cuidado de un animal, el olor que desprenden los perros (algunas veces verdaderamente fuerte) se convierte en un inconveniente nada desdeñable. Una problemática que se hace especialmente patente en pisos, ya que la mascota convive con sus dueños en espacio reducido.

El olor a perro en nuestros hogares

El olor a perro es importante por los propios dueños, por su propio bienestar y salud, pero también por la interacción social que se genera en nuestra casa con amigos, vecinos o familiares. Un olor desagradable en casa puede generar una imagen de falta de higiene de nuestro hogar en nuestros invitados y hacerles sentir incómodos, y, por consiguiente, hacernos sentir incómodos a nosotros mismos o vernos dañados en nuestra imagen pública.

Algunas razas desprenden un olor más fuerte que otras. Éste se produce cuando las bacterias y levaduras que se encuentran en la piel del perro comienzan a reproducirse, y dan lugar a la oxidación de la capa grasa de la piel. También puede producirse por deposiciones, o por el marcaje del perro. El olor que desprenden queda impregnado en las paredes, mobiliario, cortinas, alfombras y el aire de nuestro hogar, e incluso cuando no están en él se puede apreciar en el ambiente este olor a perro característico.

Normalmente los propietarios de perros generan lentamente cierta tolerancia a este olor, pero es muy molesto para personas que no conviven a diario con el animal, lo que provoca incomodidad al encontrarse en ambientes con olor a perro, y en ocasiones al rechazo a visitar nuestro hogar por este motivo. En todo caso, en general, el mal olor es siempre subproducto de una mala condición ambiental de la casa.

Incluso aunque los dueños toleramos relativamente el olor, puede terminar resultando molesto. En todo caso, siempre nos gusta tener en nuestro hogar un ambiente más saludable y confortable, sin ningún tipo de olor y prevenir que haya residuos de origen animal en el aire de nuestro hogar, que pueden derivan en enfermedades, incomodidad y alergias.

La alimentación, y la higiene periódica y adecuada de nuestra mascota, proporcionan en algunos de los casos una mejora del problema, pero no lo soluciona por completo, y se requiere de otras medidas para garantizar la eliminación de los olores y la mejora de la calidad del ambiente de nuestro hogar.

¿Cómo solucionar el olor de las mascotas?

La forma más fácil de conseguir un ambiente interior purificado y libre de malos olores u olor a perro es mediante el uso de un ozonizador doméstico.

Los ozonizadores OXI3 liberan ozono a la atmósfera que atacan a los agentes contaminantes del ambiente y los malos olores, atacando directamente sobre la causa que los provoca. Además de eliminar los olores que desprende tu mascota (como se comentaba derivado de proliferación de bacterias y contaminación biológica), el ozono actúa contra otros olores que se generan en tu hogar, el de las cocinas, baños o el humo del tabaco.