El Ozono en la Agricultura

Menos enfermedades
La mayoría de las enfermedades de las plantas se producen por contagio, el Ozono destruye todos los microorganismos tanto por acción directa en el agua, como por la cantidad de oxígeno que desprende. El riego ozonizado protege de contagios, destruye bacterias, virus y quistes parásitos difíciles de combatir por otros procedimientos, que implican el uso de productos químicos, nocivos para el consumo humano y para el medio ambiente. El producto regado con sistemas de agua ozonizada (y almacenado y/o transportado en ambientes ozonizados), conserva todas sus características durante mucho más tiempo, en perfectas condiciones de inmunidad micro biológicas.

Beneficio económico
Una cosecha más voluminosa y un cultivo más productivo, conseguido en menor cantidad de días, implica un ahorro en cantidad de agua de riego. Por otra parte, es también muy importante el ahorro en gastos de abonos y otros aditivos. Se debe tener en cuenta que, por ejemplo, el uso de abonos se reduce hasta un 50%.

Crecimiento
El efecto del agua ozonizada consiste básicamente en una mayor aportación de oxígeno a la raíz, el agua ozonizada que llega al riego está completamente libre de virus, bacterias, hongos, algas, esporas y cualquier otro microorganismo. La ausencia de gérmenes confiere al agua las mejores condiciones posibles para lograr un crecimiento mucho más rápido de lo habitual. La planta crecerá con más viveza como podrá comprobarse al cabo de un pequeño espacio de tiempo (entre 30-40 días desde el inicio del tratamiento) y con más vitalidad y fuerza. Es muy beneficioso para el riego, en casos tales como árboles frutales, viñedos, y cultivos en general logrando la prevención de enfermedades en las plantas como por ejemplo el virus de la cuchara, etc.

Más volumen
No solo mejorará el aspecto de la planta (hojas, tallos, raíces), sino que también, sus frutos, estos cumplirán el ciclo de maduración en menor espacio de tiempo de lo habitual y, por lo general, presentan un tamaño uniforme, compacto, fuerte y relativamente de mayor volumen.

Producción
Todo lo anterior redundara en la recogida de mayor cantidad de kilos de producto con el mismo esfuerzo.

En cuanto al sabor
Otra consecuencia muy destacable es que, por efecto del riego ozonizado, los productos contendrán, una mayor cantidad de azúcares.

 

Entre las bacterias que combate el Ozono se encuentran familias tales como:Aspergillus Niger, Bacillus, Bacillus cereus, B. cereus (spores), Bacillus subtilis, Bacteriophage f2, Botrytis, Candida, Clavibacter michiganense, Cladosporium, Clostridium, Clostridium Botulinum Spores, Coxsackie Virus A9, Coxsackie Virus B5, Diphtheria Pathogen, Eberth Bacillus (Typhus abdomanalis), Echo Virus 29, Enteric virus, Escherichia Coli, Encephalomyocarditis Virus, Endamoebic Cysts Bacteria, Enterovirus Virus, Fusarium oxysporum f.sp. lycopersici, Fusarium oxysporum f.sp. melonogea, GDVII Virus, Hepatitis A, Herpes Virus, Influenza Virus, Klebs-Loffler Bacillus, Legionella pneumophila, Luminescent Basidiomycetes, Mucor piriformis, Mycobacterium avium, Mycobacterium foruitum, Penicillium Bacteria, Phytophthora parasitica, Poliomyelitis Virus, Poliovirus type 1, Proteus Bacteria, Pseudomonas, Rhabdovirus virus, Salmonella Bacteria, Salmonella typhimurium, Schistosoma Bacteria, Staph epidermidism Staphylococci, Stomatitis Pseudomonas, Flavobacterium, Streptococcus, Legionella y entre los hongos como Candida Aspergillus (A. Niger, A. Fumigatus).

En el caso de los hongos y bacterias causantes de la degradación de los tejidos vegetales, el Ozono es también efectivo contra las esporas de aquellos que se propagan y reproducen por esta vía, las señaladas esporas son muy resistentes cuando las condiciones les resultan adversas y pueden permanecer largo tiempo en estado latente, trasladándose de lugar a través del aire u otros medios, hasta encontrar nuevamente condiciones de temperatura y humedad propicias, en cuyo caso darán lugar a una nueva infección.

Es por ello que las infecciones por microorganismos esporulados son extremadamente difíciles de erradicar por otros agentes y en tales casos, el Ozono brinda una protección muy eficaz.

En primer lugar, es un potente agente germicida capaz de eliminar bacterias, virus, hongos y quistes parásitos, todo ello sin provocar la formación de compuestos tóxicos ni dejar residuos, puesto que se descompone espontáneamente en Oxígeno, aspecto en lo que aventaja a otros desinfectantes comúnmente empleados para estos fines.

Los cereales almacenados en silos sufren importantes mermas por efecto de los insectos, roedores y hongos. En un esfuerzo por minimizar estas pérdidas se utilizan fungicidas o refrigeración. El ozono aplicado correctamente en la base del silo, detiene el crecimiento de los hongos, reduce las toxinas, ahuyenta los insectos y roedores, y ahorra gastos al no requerirse de peligrosos químicos. Se ha determinado que el ozono puede eliminar los insectos sin dañar la calidad de los granos o los alimentos tratados y además no daña el medio ambiente.

Almacenaje de granos
El reemplazo de productos químicos para el control de insectos es imperativo ya que el daño que causan los insectos no solo se restringe a lo que el insecto daña físicamente e ingiere de los granos, sino también puede promover el desarrollo de hongos como Fusarium sp. y Aspergillus sp., microorganismos promotores de mico toxinas. En la Universidad de Purdue (EE.UU.) han realizado experiencias de tratamientos con ozono para el control de insectos en granos de arroz, trigo, soja y maíz, determinando que no hubo daño a la calidad culinaria y/o industrial de los granos.

Conclusiones
El ozono presenta, como propiedades más destacables: Acción fungicida; acción bactericida; acción viricida y desinfectante (el método más eficaz con el agua como avala la experiencia de depuración de aguas en más de dos mil quinientas ciudades de todo el mundo entre ellas París, Moscú, Chicago, etc.)
Las explotaciones agrícolas o de floricultura dotadas de sistemas de ozonización de agua de riego obtienen, en un corto espacio de tiempo (a partir de 30-40 días), la optimización de los resultados estandarizados:

  •  Más cantidad de producto. Mayor peso y volumen.
  •  Frutos más ricos en glucosa (más azúcares).
  •  Producto homogéneo y exento de defectos externos. Mejor presencia.
  •  Plantas más vigorosas y sanas. Exentas de problemas de contagios.
  •  Mejor conservación de producto arrancado.
  •  Mayor producción en menor espacio de tiempo. Ahorro de agua.
  •  Ahorro de aditivos (abonos, insecticidas, etc.)