Ozonizadores de aire para fumadores

Ozonizadores para espacios con fumadores

El ozono sustituye a los ambientadores en la tarea de eliminar el olor del tabaco, purificando el ambiente. A pesar de estar en retroceso, fumar está ampliamente extendido a nivel social. El humo del tabaco supone tragar partículas, de tamaño diminuto y altamente tóxicas, que acaban en el torrente sanguíneo, al que llegan a través de los pulmones. Dicho efecto perjudica tanto a fumadores y como a no fumadores, pues esas partículas también quedan suspendidas en el aire.

El tabaco genera un olor fuerte que impregna las habitaciones y los tejidos como cortinas, moquetas, tapizados, etc. poco identificado por las personas fumadoras pero muy molesto para los no fumadores. De esta manera, podremos lograr eliminar el olor a tabaco mediante purificadores de aire con ozono ( generadores de ozono u ozonizadores ).

Los ozonizadores OXI3 liberan ozono a la atmósfera que destruyen las partículas contaminantes del ambiente y los malos olores, en este caso los del tabaco, atacando directamente sobre la causa que los provoca (los contaminantes). El ozono, es muy inestable, y rápidamente se descompone en oxígeno, de forma que no contamina el ambiente puesto que no deja ningún tipo de residuo químico, sino oxígeno puro.

El resultado será ambiente interior que olerá a limpio, sin más añadiduras, lo que nos supone a su vez, no tener que utilizar ambientadores de base sintética y cargante olor. Igualmente, usar un ozonizador de agua (para generar agua ozonizada) puede ser de gran ayuda para lavar con agua ozonizada la ropa, suelos, puertas, mesas y objetos de todo tipo, eliminando así el olor tan fuerte y molesto como es el producido por el tabaco.